La nueva herramienta cuenta con actualizaciones destinadas a servir de base para la construcción de clouds apoyadas en OpenStack para entornos empresariales, empresas de telecomunicaciones, proveedores de servicios de Internet (ISP) y proveedores de alojamiento en nube pública.

Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform proporciona la base para una nube lista para la producción, integrando la tecnología OpenStack reforzada y flexible de Red Hat con la seguridad y la estabilidad de Red Hat Enterprise Linux. Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform establece un nuevo estándar para los despliegues de OpenStack, con clientes en producción en todas las regiones y todas las industrias verticales, en empresas de distintos tamaños de sectores como educación, servicios financieros, gobierno, salud, comercio minorista y telecomunicaciones.

Sobre la base de su innovador diseño, Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform 6 fortalece la plataforma cloud de Red Hat con mejoras tanto en los componentes de Linux como de OpenStack. La interoperabilidad y facilidad de uso siguen estando a la vanguardia, gracias a actualizaciones del instalador gráfico y las herramientas de gestión, que crean una mayor eficiencia y reducen las complejidades de un despliegue cloud.

Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform 6 se basa en la versión OpenStack Juno e incluye varias nuevas características destinadas a facilitar los despliegues empresariales de tecnología OpenStack dentro de los centros de datos y capacidades específicas para proveedores de telecomunicaciones para permitir el despliegue de tecnologías de virtualización de redes (NFV), incluyendo:

  • Soporte de IPv6, tanto para redes de proveedores y tenant, permitiendo a los clientes asignar direcciones IPv6 a través de redes físicas y enrutadores virtuales OpenStack Networking (neutrones) en modos stateless y statefull.

  • La Alta disponibilidad de Neutron ofrece una experiencia OpenStack mejorada con agentes de Neutron en modo «activo-activo» para la configuración de alta disponibilidad. Esta disponibilidad mejora la redundancia para la creación de redes, uptime del servicio y mejora de la estabilidad de clouds de producción de mayor escala.
  • Virtualización de red root única de I/O de (SR-IOV), soportada por un nuevo controlador, permite a los usuarios ejecutar switching de red directamente en su hardware, sin pasar por el hipervisor y los niveles de switch virtual.
  • Soporte para backends y dominios Multi-LDAP, todo dentro de un nodo de servicio único de identidad, facilitando los procesos de instalación y configuración para la plataforma, así como las operaciones diarias a largo plazo.

  • Soporte completo para el procesamiento de datos, convierte el servicio Sahara de preview en una característica totalmente compatible que permite la carga de trabajo de grandes datos.
  • Mayor integración Ceph con nuevas capacidades para OpenStack Compute (Nova) y OpenStack Block Storage (Cinder), incluyendo soporte completo para volúmenes efímeros respaldados por el dispositivo de bloque Ceph. Esto permite nodos de cómputo ‘sin disco’ y el arranque casi instantáneo de nuevas máquinas virtuales.
  • Nuevas características tecnológicas, destacando la continua innovación de Red Hat en el espacio OpenStack con el debut de nuevas previsualizaciones de tecnología sin soporte, incluyendo aprovisionamiento bare metal y despliegue y despliegue y gestión de TripleO.

Interoperabilidad

Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform 6 refuerza el compromiso de Red Hat para que sus clientes puedan evitar la dependencia de un único proveedor y lograr la interoperabilidad. Con el soporte integrado para la plataforma de gestión híbrida Red Hat CloudForms, Red Hat ha anunciado recientemente una nueva API de gestión de Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform y un proceso de certificación de herramientas de gestión cloud de terceros, ampliando el compromiso de la empresa con el desarrollo de plataformas abiertas y la libre elección del cliente.